Orientaciones CBPL

EL 15 de junio del año 2006, mediante el Instructivo Presidencial N° 002, se publica e instruye la implementación del Código de Buenas Prácticas Laborales (CBPL) en los servicios públicos de la Administración Central del Estado.

El CBPL, que contempla una serie de pautas de actuación o directrices, tiene como principales objetivos garantizar las normas que rigen el empleo en el sector público; precaver y erradicar todo tipo de discriminación laboral; facilitar la compatibilización de las responsabilidades laborales y las obligaciones familiares y asegurar una mayor calidad de vida en el trabajo.

Las directrices del CBPL son:

1) Procesos de reclutamiento y selección;

2) Desarrollo de carrera y capacitación;

3) Representación equilibrada o paritaria entre hombres y mujeres en cargos de jefatura o responsabilidad directiva;

4) Condiciones de trabajo;

5) Protección de los derechos de maternidad y responsabilidad parentales;

6) Conciliación de responsabilidades laborales con obligaciones familiares; y

7) Prevención y sanción del acoso sexual y laboral en el trabajo.

En diciembre del año 2006, ciento sesenta y siete (167) servicios públicos se comprometieron a implementar el CBPL, a través de la realización de un Autodiagnóstico para identificar el nivel de desarrollo de cada una de las directrices y posteriormente a elaborar Planes Trienales para disminuir las brechas detectadas. 

A más de tres años de la dictación del CBPL, y a más de dos años de la implementación de los planes trienales por part e de los servicios, la Dirección Nacional del Servicio Civil (DNSC) ha constatado que uno de los contenidos del CBPL que ha resultado de mayor complejidad abordar y ha concitado preocupación para el sector público es el acoso laboral.

El acoso laboral es parte de la directriz siete (7) del CBPL, que indica específicamente: 

  • “Deberá difundirse regularmente entre el personal, lo que se entiende por acoso laboral entre pares y entre jefaturas y cola boradores. Igualmente, el departamento de recursos humanos o el que haga sus veces, deberá designar una persona responsable de canalizar las denuncias de quienes se sientan víctimas de acoso laboral, entendiendo por éste, cualquier manifestación de una conducta abusiva, especialmente, los comportamientos, palabras, actos, gestos y escritos que puedan atentar contra la personalidad, dignidad o integridad física o psíquica de un funcionario, poniendo en peligro su empleo o degradando el clima laboral”.
  • “Los departamentos de recursos humanos o los que hagan sus veces, deberán efectuar acciones de capacitación y sensibilización permanente, de carácter preventivo, respecto de las conductas señaladas en los numerales anteriores.”. 
  • “Se deberá incorporar en los reglamentos internos de Higiene y Seguridad, orientaciones destinadas a la prevención de las conductas señaladas en los numerales precedentes, así como los procedimientos para su denuncia e investigación.”.
  • “Se deberá informar periódicamente al Jefe del servicio sobre los hechos o conductas constatados, en el marco de los numerales precedentes, así como las medidas adoptadas para su corrección. Igual información proporcionarán a la Junta Calificadora.” 

Atendiendo la creciente demanda sobre acoso laboral por parte de los servicios públicos, la DNSC entrega en estas orientaciones referentes conceptuales y metodológicos, con el objetivo de contribuir a diseñar e implementar acciones de prevención y estrategias para abordar esta problemática en los servicios.  

Estas orientaciones son producto de un proceso iniciado el año 2008, que consistió en la revisión de fuentes secundarias, tales como: bibliografía especializada, documentos y cartillas referidos al tema y diversos procedimientos de acoso laboral de servicios públicos. Paralelamente, la DNSC organizó mesas de trabajo con algunos servicios que han implementado procedimientos y con las instituciones públicas relacionadas con el desarrollo de la temática. Del mismo modo, a través de asesorías, encuentros y diversas reuniones realizadas con servicios, se han recogido preocupaciones y recomendaciones de profesionales de las áreas de gestión de personas, funcionarias/os y de dirigentes de Asociaciones Gremiales.

En atención a las acciones realizadas y registradas por la DNSC durante el año 2009, y principios del presente, y considerando: últimos Dictámenes de Contraloría General de la República (CGR) emitidos en la materia; resultados de la revisión de procedimientos de acoso laboral y sexual elaborados por los servicios públicos a la fecha; asesorías desarrolladas a diversas instituciones respecto el tratamiento del acoso laboral o situaciones de acoso, es que se ha considerando pertinen te actualizar este documento. Esperamos que a partir de los aportes, prácticas y experiencias de diversos actores y acciones realizadas, este material sea de utilidad para seguir abordando de manera adecuada esta materia en los servicios.

El presente documento se organiza de la siguiente manera: 

1. Orientaciones conceptuales sobre el acoso laboral, a partir de autores de reconocida trayectoria y especialización en el tema.

2. Estrategia de intervención o formas de ab ordar el acoso laboral en los servicios, considerando los distintos actores involucrados y las acciones específicas para cada uno de ellos. 

3. Orientaciones para la implementación de un programa de trabajo que contribuya a generar condiciones necesarias para abordar el acoso laboral, considerando la prevención, como así mismo, la elaboración de procedimientos de denuncia, investigación y sanción. 

4. Marco normativo del ordenamiento jurídico en esta materia. 

5. Orientaciones para la elaboración de un procedimiento que facilite y complemente el trabajo de los servicios públicos. 

Emelina Inzunza 11 de Agosto de 2014